12 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

La dieta de ayuno simulado puede retrasar el envejecimiento, según estudios

¿Sabías que realizar tres ciclos de la llamada dieta de ayuno simulado —también conocida como dieta FMD (Fast Mimicking Diet)—reduce los biomarcadores asociados a la resistencia a la insulina, la grasa hepática y otros factores relacionados con el envejecimiento? Bueno, en realidad es cierto y aparentemente hay que agradecérselo a su creador, el doctor Valter Longo, director del Longevity Institute de la Universidad de California del Sur.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista científica Nature, que fue dirigido por el profesor Valter Longo estos son solo algunos de los múltiples beneficios de la dieta de ayuno simulado, un programa alimenticio de cinco días rico en grasas insaturadas (nueces, avellanas, aceitunas, pescado, aceite de oliva, etc.) y bajo en proteínas, carbohidratos y calorías.

Cómo se realizó el estudio

Como es bien sabido, en los ratones, los ciclos periódicos de una dieta de ayuno simulado protegen las células normales, al tiempo que eliminan las células dañadas, incluidas las cancerosas y las autoinmunes, reducen la inflamación, favorecen la regeneración multisistémica y prolongan la longevidad. Para este estudio, los científicos realizaron un análisis secundario y exploratorio de muestras de sangre procedentes de un ensayo clínico aleatorizado.

En concreto, la investigación examinó el impacto de la dieta en dos ensayos clínicos, en los que participaron hombres y mujeres de entre 18 y 70 años. Los participantes que adoptaron la dieta de ayuno simulado practicaron ciclos de 3 a 4 meses, siguiendo el régimen alimenticio durante 5 días y ciñéndose a una dieta balanceada los 25 días restantes del mes.

Los resultados mostraron que los pacientes del grupo que llevó a cabo la dieta de ayuno simulado tenían menor resistencia a la insulina, menores resultados de HbA1c y mejores resultados de los niveles de glucemia en ayunas. También demostraron tener menos grasa abdominal y grasa hepática (determinada mediante análisis de resonancia magnética), junto con una mejora de los marcadores del sistema inmunológico que sugerían una menor inflamación.

Fuente: GQ