27 de febrero de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Deportes

Johan Santana y Melvin Mora entran al Salón de la Fama del béisbol venezolano

El Salón de la Fama del béisbol venezolano arriba a su 17 exaltaciones, donde figuran grandes estrellas del béisbol venezolano, como son: Andrés Galarraga, Bob Abreu, Edgardo Alfonso, David Concepción, Víctor Davalillo, Robert Pérez, Oswaldo Olivares, Wilson Álvarez, Oswaldo Guillén, y Luis Sojo entre otros.

De igual forma, se encuentran exaltados a este recinto de la inmortalidad narradores como: Marco Antonio Lacavalerie “El Musiu”, Carlos “Carlitos” González, ejecutivos del béisbol de la talla de Pablo Morales, entre otros.

«Gocho» inmortal

Desde Tovar, en el estado Mérida, llegó a las Grandes Ligas, primero con la organización de los Mellizos de Minnesota y posteriormente con los Mets de New York, firmado gracias a la mirada sabia de Andrés Reiner, Johan Santana. Se hizo figura en Venezuela como abridor de Navegantes del Magallanes, dejando entre sus palmares, ser el único lanzador nacido en esta tierra que hasta la fecha ha ganado 20 juegos en una temporada en MLB, posee 2 premios Cy Young, una triple corono y un no hitter.

“Para mí es un gran honor y un placer estar acá parado siendo exaltado a este gran Salón de la Fama, para mí es un honor y un placer ser venezolano y vuelvo y repito cuando salía al terreno, no lo hacía pensando en mí, lo hacía pensando en todo un país unido por el deporte”, señaló Santana.

Mucho corazón

Entre tanto, Melvin Mora fue otro de los reconocidos y quien es parte del salón de la fama de los Orioles de Baltimore, donde comparte sus méritos con jugadores de la talla de Cal Ripken Jr. Esto demuestra el mérito de este gran jugador.

Desde su firma, Melvin Mora, se presentó como un jugador de mucho corazón, que aunque no lucia como de cinco herramientas, su entrega y dedicación lo convirtieron en una estrella que caló en el corazón de la fanaticada. Sus constantes muestras de querer ganar, de nunca rendirse y de siempre dar el 100% lo convirtieron en un inmortal del béisbol.

La trayectoria en las mayores del de Aguas Negras, en el estado Yaracuy, comenzó con los Mets de New York, luego llegó, en cambio, a los Orioles de Baltimore, donde se convirtió en un referente, para terminar su carrera en la liga nacional con los Rockies de Colorado. Dejó grandes números, siendo considerado un bate muy respetado en las Grandes Ligas, donde jugó por 13 temporadas y terminó con un average de por vida de .277, con 171 jonrones y 754 carreras empujadas.

En la LVBP ayudó a la nave a levantar los trofeos de las campañas 93-94, 95-96 y 96-97. Disputó 15 temporadas, dejando un promedio vitalicio de .282, 324 hits, 16 cuadrangulares, 57 dobles y 127 rayitas empujadas.

Fuente: 800 Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *