17 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Mundo

Venezolana aparece muerta tres días después de llegar a Estados Unidos

 A María Esperanza Díaz Mendoza la encontraron muerta tres días después de que llegó a Estados Unidos. Su cuerpo estaba en una casa deshabitada en Charlotte, una ciudad del condado de Mecklenburg, en Carolina del Norte. La joven tenía 25 años y había emigrado desde Argentina.

La información fue difundida el miércoles 27 de abril por la familia en un comunicado. Díaz Mendoza era oriunda de El Tigre, estado Anzoátegui. Se graduó como contadora pública y vivía en Argentina, donde se había independizado.

Decidió aceptar una invitación de una amiga en Estados Unidos y vendió todo para emigrar de nuevo. La familia explicó que la joven salió de Argentina buscando mejores oportunidades de vida, como lo hacen miles de venezolanos en la actualidad.

“A tan sólo 3 días de su ingreso al país el día sábado 23 de abril salió con una amiga y horas después fue encontrada sin vida en extrañas circunstancias. Ante este lamentable y doloroso suceso existen muchas interrogantes por lo que estamos a la espera de las investigaciones por parte de las autoridades para dar con los responsables”, se lee en el comunicado familiar.

Investigación en proceso

El caso está en investigación. El departamento policial de Charlotte adelantó al medio estadounidense Progreso Hispano News que el caso es investigado como una presunta sobredosis y que los resultados de los exámenes toxicológicos no estaban listos. La autopsia estará lista en 90 días.

La versión preliminar que manejan los cuerpos de seguridad tiene incrédulos a los familiares de la joven. Livia Díaz, hermana de María Esperanza Díaz, declaró al mismo medio estadounidense que su hermana no consumía sustancias psicotrópicas y que era una joven sana.

“Yo estoy segura de que ella no ingirió eso por su propia voluntad. Estoy segura porque la conozco”, expresó. Sobre lo ocurrido, la hermana declaró que no manejan muchos detalles, solo que María Esperanza Díaz y su amiga salieron con un grupo de conocidos a un bar, la amiga se marchó y la dejó sola porque, supuestamente, la joven manifestó querer quedarse un rato más.

La familia espera que el caso se esclarezca y se determine quién es el responsable de la muerte de la venezolana. En el comunicado que emitieron solicitaron apoyo a las autoridades de Venezuela para poder repatriar los restos, lo cual tiene un costo estimado de 25.000 dólares. Tienen 21 días para retirar el cuerpo de la morgue.

Fuente: 2001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *