1 de febrero de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Deportes

¿Por qué Adrián Beltré debe ser un Salón de la Fama?

Fue un placer ver a Adrián Beltré jugar béisbol durante dos décadas. Desde sus característicos swings jonroneros de rodilla hasta tu actitud divertida en el terreno de juego, el antesalista dominicano fue un jugador único que les brindó a los fanáticos muchos momentos memorables durante su carrera.

Ahora, Beltré está en la papeleta para el Salón de la Fama por primera vez y es solamente cuestión de tiempo para que sea exaltado al pabellón de Cooperstown.

Aquí, cinco motivos por los que Beltré merece estar en el Salón de la Fama.

1) Es miembro del club de los 3,000 hits

Beltré tiene 3,166 razones por las que debe estar en el Salón. Se encuentra en el 17mo lugar en la lista de todos los tiempos con esa cantidad de hits y es apenas uno de 33 miembros del club de los 3,000 imparables.

Si conectas 3,000 hits en las Mayores, tienes un puesto prácticamente garantizado en el Salón. Casi todos los miembros del club de los 3,000 imparables ya están en Cooperstown o, como Beltré, pronto lo estarán (el dominicano Albert Pujols, el venezolano Miguel Cabrera e Ichiro Suzuki son los otros).

2) Es uno de los mejores antesalistas de todos los tiempos, y punto.

Beltré es el tercer mejor antesalista en la historia de Grandes Ligas en Victorias por Encima del Reemplazo, con 93.5 de WAR (versión Baseball Reference). Los únicos antesalistas que lo que superan son Mike Schmidt y Eddie Mathews; Beltré está por delante de miembros del Salón de la Fama como Wade Boggs, George Brett, Chipper Jones, Brooks Robinson, Paul Molitor, Ron Santo y Scott Rolen.

Si miras el WAR de por vida de Beltré y el WAR de sus mejores años, también es uno de los cinco mejores antesalistas en la historia, junto con Schmidt, Mathews, Boggs y Brett. WAR no es lo único que indica quien es “mejor”, pero sí demuestra el nivel de excelencia al que pertenece Beltré: Un Salón de la Fama.

3) Tenía el bate y el guante

Hay muchos en el Salón de la Fama que llegaron a Cooperstown por su bate. Algunos, como Ozzie Smith, están allí por su guante. Beltré tenía las dos cosas. Ganó cuatro Bates de Plata en la tercera base, donde también ganó Guantes de Oro. (Incluso en el 2011 y el 2012, ganó los primeros dos Guantes Platinos como el mejor jugador de la Liga American en cuanto a la defensa se refiere.)

4) No solamente conectaba hits, sino que tenía poder

Los 3,166 hits son la cifra ofensiva más llamativa de Beltré, pero no debemos olvidar que también aportaba poder.

El quisqueyano terminó su carrera con 477 cuadrangulares, 1,51 extrabases y 1,707 remolcadas. Aquí, un vistazo a dónde lo ubican esos números en listas históricas:

Los 477 vuelacercas de Beltré lo colocan en el 31er lugar en la lista de todos los tiempos y representan la tercera mayor cantidad entre los antesalistas, detrás de Schmidt y Mathews.

Sus 1,151 extrabases son la quinta mayor cantidad de todos los tiempos y lo hace líder entre los antesalistas.

Sus 1,707 impulsadas con la 25ta mayor cantidad y la mayor de cualquier tercera base.

5) Fue una superestrella con cuatro franquicias distintas, y es un ícono de una

Beltré militó con cuatro franquicias en su carrera de 21 años en las Mayores: Los Dodgers, Marineros, Medias Rojas y Rangers.

El antesalista fue una estrella con todos esos clubes y fue mejorando con la edad, ya que con los Rangers, su último equipo, se convirtió en un querido ícono de Texas.

En ocho campañas con Texas, Beltré disputó 1,098 compromisos y tuvo promedio de bateo de .304, 1,277 hits, 199 cuadrangulares y 699 impulsadas. Peo también terminó en el segundo lugar en la votación para JMV estando en Los Ángeles; fue seleccionado para un Juego de Estrellas en Boston; y ganó dos Guantes de Oro en Seattle.

Con información del Líder en Deportes