24 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

Pies hinchados: ¿cuándo debemos preocuparnos?

La inflamación es el síntoma de que algo no anda bien en el cuerpo, y en esta ocasión te proponemos hacer un repaso de algunas causas de los pies hinchados y si hay que preocuparse o es mejor esperar un poco antes de hacer una consulta a un profesional.

Por lo general, la hinchazón indolora de los pies y/o los tobillos es un problema común en las personas mayores de 60 años. Normalmente se debe a la acumulación de líquidos, lo que provoca un edema. Es decir, el exceso de líquidos atrapados.

¿Qué debes saber sobre los pies hinchados?

Casi siempre, el paciente con hinchazón padece de la inflamación tanto en ambas piernas como en ambos tobillos y en ambos pies. El efecto de la gravedad hace que la hinchazón sea más notoria -y se sufra más- en la parte baja del cuerpo. Las posibles causas son variadas. desde el consumo de medicamentos hasta el embarazo. Sin embargo, nos interesan los otros desencadenantes.

Es que estas dos explicaciones de la inflamación de las piernas difícilmente se le escapen a un especialista médico. Lamentablemente, otros desencadenantes de la hinchazón no son detectados ni tratados a su debido tiempo.

¿Por qué se produce la hinchazón de los pies?

Por sobrepeso

Estar por encima de tu peso ideal es una de las cosas que genera inflamación en pies, tobillos y piernas. La parte inferior del cuerpo debe soportar más peso del que puede, por lo que con el correr de los años el desgaste de la zona lleva a la acumulación de líquido.

De no abordarse la problemática, el daño podría ser irreversible y el dolor permanente. Infórmate sobre cuál sería tu peso perfecto, intentando alcanzarlo a través de una alimentación equilibrada y entrenando tres veces por semana.

Por la edad avanzada

Pasados los 60, las posibilidades de tener que convivir con hinchazón de las piernas son mucho más elevadas que en la juventud. Combinándose este factor con el sobrepeso o la obesidad, es prácticamente imposible que uno no desarrolle inflamación.

Controlar la circulación de la sangre por medio de un estilo de vida saludable es la única forma de evitar las molestias.

En más de una oportunidad se detectará que el individuo tiene venas en las piernas que son incapaces de bombear sangre apropiadamente de nuevo al corazón. Es la llamada insuficiencia venosa, conocida entre los doctores como «venas varicosas». Nuevamente, hacer actividad física ejercitándote con calzado y ropa cómodos es el modo más eficiente de evitar este problema.

Por un coágulo de sangre en la pierna

Un coágulo de sangre es una masa que aparece cuando las plaquetas, proteínas y células de la sangre se pegan entre sí. Difícilmente esto pase en un organismo sano, pero no es nada extraño que un metabolismo enfermo reaccione de tal manera.

En ese caso se recurrirá a anticoagulantes y, si las cosas se complican, directamente se suministrarán medicamentos trombolíticos.

Por infecciones

No es lo más frecuente, pero sí es habitual que la inflamación de las piernas sea el resultado o la consecuencia de una infección. Una pierna infectada, que no ha sido curada o tratada como debería, puede desencadenar la inflamación de esa zona del cuerpo.

Lee También Captan el primer apareamiento de ballenas jorobadas

Por una cirugía

La hinchazón es absolutamente normal en quienes se están recuperando de una cirugía que haya involucrado el pie o el tobillo. Incluso, en el posoperatorio de las cirugías de pelvis contra el cáncer. Si pasas por esta situación, el cirujano te lo dejará bien claro.

Estar sentados agrava los síntomas

Por último, a todo lo anterior hay que sumarle que muchos nos pasamos sentados varias horas al día y que eso no hace más que agravar los síntomas de la inflamación. Si trabajas frente a un PC, procura levantarte al menos cinco minutos cada hora, para caminar algunos pasos y así salir del letargo. Ayuda más de lo que imaginas. Notarás cómo la hinchazón cae enseguida.

¿Cuándo consultar a un profesional?

Si te preocupa este problema, debes visitar el hospital o clínica más cercano cuando la hinchazón coincida con alguno de estos síntomas:

  1. Inconvenientes para respirar
  2. Dolor torácico, como rigidez o presión
  3. Imposibilidad para moverte o desplazarte por la casa
  4. En el embarazo, de haber un aumento súbito de la hinchazón sin razón aparente
  5. Si tienes una enfermedad del corazón y la inflamación es repentina y dolorosa, sobre todo localizada en una sola pierna

Al consultar a un profesional, realizará una evaluación completa revisando el corazón, los pulmones, los ganglios linfáticos, etc.

Seguramente al cabo de unos días descubra qué es lo que causaba la hinchazón y qué se debe hacer para cambiarla. En adultos mayores, se suelen suministrar remedios que controlen estos síntomas.

Espera entonces las conclusiones del profesional, y entonces sí sigue el tratamiento que te haya indicado. No hay motivos para que te auto administres fármacos antes de visitar a un experto.

Con información de Ok Diario