17 de junio de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

Las 12 mejores películas con las que aprender finanzas y economía

Un sofá, unas palomitas y una pantalla. Con estos tres ingredientes es posible acercarse a conceptos básicos sobre economía o salud financiera. La historia del cine ha dejado grandes películas y documentales de temática financiera: desde el funcionamiento de la bolsa y las claves para emprender hasta las grandes crisis económicas o los riesgos de ser un comprador impulsivo.

El dinero hace que el mundo siga girando, así que no es difícil encontrar decenas de películas de temática financiera en las carteleras o en las plataformas de ‘streaming’. Unas están adornadas con poderosas historias de amor, otras forman parte de ‘thrillers’ apasionantes y la mayoría están repletas de intriga porque ¿qué sería de una buena historia financiera sin un poco de suspense?.

Muchas de estas películas son una clase de finanzas personales y corporativas. De ellas podemos obtener lecciones sobre el funcionamiento de la bolsa, los fondos de inversión, el  exceso de deuda o la adicción a las compras. Una tarde delante del sofá viendo filmes con el dinero como protagonista puede ayudarnos a entender conceptos económicos desconocidos hasta ese momento.

Mary Poppins (1964)

Para empezar, no debemos dejar pasar Mary Poppins que, como recuerda Luis Garvía Vega, director del Máster Universitario en Gestión de Riesgos Financieros en ICADE Business School (Universidad Pontificia Comillas), es una de las películas sobre economía más completas de la historia del cine y su visionado debería formar parte de cualquier asignatura troncal de la materia.

Desde el principio es protagonista la desigualdad social de la época y, en cualquiera de los casos que se van presentando, se pone en valor el trabajo y la profesionalidad, ya sea del banquero, la niñera o el deshollinador. Toca conceptos como la economía conductual que en aquellos tiempos ni se habían estudiado.

Slumdog Millionaire (2008)

Ganadora de ocho premios Oscar, Slumdog Millionaire es una historia sobre un adolescente de Mumbai que se convierte en concursante del programa Quién quiere ser millonario.

Cuando empieza a acertar respuestas que deberían estar muy por encima de sus conocimientos generales, es acusado de hacer trampas e interrogado. Pero, a través de una serie de flashbacks vemos que los sucesos de su vida le dieron esos conocimientos. Es un canto al espíritu emprendedor del capitalismo. Esfuerzo personal para sobrevivir y progresar.

En busca de la felicidad (2006)

Está basada en la vida de Chris Gardner (interpretado por Will Smith), un empresario estadounidense fundador de la firma de bolsa de valores Gardner Rich & Co. La película contiene un montón de lecciones de vida y de finanzas que son esenciales: aceptar ayuda de donde se pueda conseguir y no tener miedo a pedirla. Si estamos muy endeudados o nos enfrentamos a la quiebra, debemos aprovechar cualquier ayuda. Nunca debemos perder de vista el premio de estar libre de deudas y debemos trabajar más que los demás.

La situación de Chris Gardner era precaria y tenía todo el derecho a estar deprimido. Sin embargo, rara vez cedió a esa depresión. En lugar de eso, trabajó todo lo que pudo para cambiar su situación financiera. Sabía que no tener casa era algo temporal, y así fue. Al cabo de un año, consiguió un puesto fijo como agente bursátil y llegó a crear una empresa multimillonaria. Hay que creer en uno mismo y en la capacidad para salir de deudas. La de Gardner es una historia de triunfos personales y de la capacidad para crear poco a poco un colchón de dinero que nos ayude a salir de situaciones complicadas.

Confesiones de una adicta a las compras (2009)

Una graduada universitaria con un hábito de compra consigue irónicamente un trabajo como columnista de consejos financieros. A medida que sus gastos se acumulan, empieza a hacer caso a sus propios consejos, borrando con éxito una deuda de 16.000 dólares en tarjetas de crédito.

El mayor aprendizaje que podemos obtener con esta película es, por un lado, que no debemos ver una tarjeta de crédito como un dinero que en realidad no tenemos. Por otro, que por bien que nos haga sentir ir de compras, nuestro bienestar financiero puede verse afectado si no somos capaces de comprar con moderación y de acuerdo con el dinero del que disponemos.

Maxed Out (2006)

También sobre las consecuencias de recurrir al crédito fácil, este documental refleja el impacto que el sobre endeudamiento tiene sobre la salud financiera de los estadounidenses. Una cuestión sobre la que el propio Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal, llegó a afirmar: «Lamento decir que la palabra miles de millones no abarca la naturaleza del problema».

Entre los entrevistados destaca Dave Ramsey, un gurú de radio cristiano, que ofrece consejos en antena para no caer en una deuda sin límites basándose en sus propias experiencias personales.

El filme critica duramente las prácticas abusivas de algunos prestamistas que engatusan a las familias campesinas pobres para que asuman préstamos inmanejables y a los estudiantes universitarios para que carguen cantidades enormes en las tarjetas de crédito.

La gran apuesta (2015)

Se trata de una película muy aclamada por muchos inversores, no solo por contar la historia de varios de ellos que previeron crisis financiera de 2008 en EE.UU., sino por las lecciones financieras que deja.

La película se encarga de transmitir y explicar algunos conceptos financieros mientras se centra en cuatro personajes que tratan de ganar dinero apostando por la caída del sistema. Conceptos como bonos hipotecarios, hipotecas prime y subprime o SWAPS se tratan en el filme. Hay quienes dicen que esta película es la mejor manera de hacerle llegar a las generaciones más jóvenes qué fue realmente lo que originó la crisis de 2008. Una auténtica lección financiera.

Inside Job (2010)

A través de amplias entrevistas e investigaciones, este documental ganador del Oscar también analiza las causas de la crisis económica de 2008 y cómo podría haberse evitado.

Glengarry Glen Ross (1992)

Un grupo de agentes inmobiliarios recibe un ultimátum: todos, excepto los dos mejores, serán despedidos. A mitad de la película, uno de los agentes inmobiliarios, Shelley Levene (Jack Lemmon), roba en la oficina una serie de prometedores contactos que puede utilizar para cerrar lucrativos tratos y asegurarse el puesto más alto.

Otros representantes de ventas que trabajan en la oficina también participan en prácticas sin escrúpulos para asegurar su posición como los mejores vendedores de su empresa. Muchos de los personajes principales son artistas de la estafa que tergiversan las palabras, mienten y cruzan varias líneas legales para cerrar un trato y no se preocupan de cómo sus acciones afectarán a los demás. Lección que nos da la película: el camino del dinero como único objetivo nos lleva a la autodestrucción como seres humanos.

El lobo de Wall Street (2013)

Pocas películas como esta para aprender unas buenas lecciones. Una de las enseñanzas de esta cinta para inversores, que es a quien mayormente llama la atención, es la de que no se gana hasta que se ha vendido y si no has vendido, no has perdido. El gran dilema moral sobre si el dinero corrompe se pone de manifiesto en este filme protagonizado por Leonardo DiCaprio que se centra, sobre todo, en el mundo de las ventas y el marketing y del que se obtienen varias conclusiones: la importancia de entender y conocer al público y cuáles son sus necesidades, fijarse objetivos claros, ser el mejor vendedor de uno mismo y rodearse de un equipo leal.

El color del dinero (1996)

Secuela de la película original de Paul Newman El buscavidas, esta cinta trata sobre el dinero, la explotación y la venganza. Tom Cruise es Vincent Lauria, un jugador de billar sin mucha idea. Paul Newman es un antiguo estafador que sabe cómo jugar. Se convertirá en su mentor y le guiará en los distintos torneos para juntos sacar la mayor tajada posible a sus habilidades.

La película quiere mostrar que la gestión de inversiones necesita tanto talento como como conocimiento financiero para obtener resultados a largo plazo y construir una gran empresa.

Wall Street (1987)

Gordon Gekko es un agresivo corredor de bolsa que adora el dinero y el poder que este le proporciona. Bud Fox es un joven corredor de bolsa desesperado por trabajar con él. La atracción del éxito pone a Fox en un camino que le lleva al uso de información privilegiada, a los negocios turbios, a los coches rápidos y a las mujeres. Ambientada en el Nueva York de finales de los ochenta, en pleno apogeo de la cultura yuppie.

Boiler Room (2000)

La premisa básica es sencilla: un inteligente universitario que abandona la universidad pasa de dirigir un casino ilegal a un negocio de inversiones aparentemente legal que se basa en llamadas en frío muy agresivas. Pero, obviamente, la burbuja tiene que estallar en algún momento, y cuando eso sucede, comienza el verdadero drama.

Es una película clásica de negocios que capta la mentalidad de algunas personas decididas en su camino para conseguir lo que quieren cuando lo quieren. Demuestra cómo funcionan los timos y las técnicas clásicas de venta bajo presión en persona y por teléfono.

Estas lecciones pueden ayudar a evitar estos peligros, incluso en sus variantes más modernas a través de las redes sociales o YouTube. La persuasión y la manipulación nos pueden convertir en víctimas en cualquier momento.

Fuente: BBVA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *