28 de febrero de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

La dieta mediterránea ayuda a reducir síntomas depresivos

Los beneficios de la dieta mediterránea para la salud se han puesto de manifiesto en numerosos estudios científicos, pero ahora una nueva investigación ha encontrado que también puede tener un impacto muy positivo en las personas que sufren depresión. En concreto, ha revelado que una intervención con dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra (AOVE) puede ayudar a reducir los síntomas depresivos en estos pacientes.

El estudio que ha llegado a esta conclusión ha sido realizado por científicos españoles y ha sido coordinado por Almudena Sánchez-Villegas del área de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra y la Universidad Pública de Navarra y tiene como primera firmante a Beatriz M Cabrera-Suarez del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín. También ha contado con la colaboración por parte del CIBER de Ana González-Pinto, jefa de grupo y directora científica del área de Salud Mental (CIBERSAM), perteneciente a la Asociación Instituto de Investigación Sanitaria (IIS) Bioaraba y jefa de Servicio del Hospital Universitario de Álava.

La depresión es un trastorno mental muy frecuente que se ha convertido en un problema de salud pública a nivel mundial, sobre todo teniendo en cuenta que su incidencia ha aumentado en las últimas décadas, que también puede manifestarse durante la infancia y adolescencia –de hecho, la depresión infantil puede afectar a niños de solo tres años– y que está considerada como una de las principales causas de deterioro de la calidad de vida.

Lee También Interrumpió su parto para llamar al jefe

Hasta ahora, ningún estudio había evaluado el efecto de una intervención personalizada con dieta mediterránea añadida al tratamiento estándar sobre la reducción de los síntomas de pacientes recuperados de una depresión. En España hay seis millones de personas con depresión, una enfermedad que afecta al 8,9% de los hombres y al 16,5% de las mujeres. Los resultados de la nueva investigación se han publicado en Nutritional Neuroscience y abren una vía de esperanza para las personas que padecen este trastorno.

Una alimentación saludable que combate la depresión

La dieta mediterránea está considerada como uno de los patrones dietéticos más saludables del mundo y constituye un factor de estilo de vida modificable que podría influir en la aparición, el desarrollo y el pronóstico de la depresión. De hecho, varios estudios observacionales han encontrado una relación entre una alta adherencia a la dieta mediterránea y un menor riesgo de depresión.

Los resultados del presente estudio muestran de manera concluyente que adoptar este patrón alimenticio que incluye la dieta mediterránea enriquecida con AOVE puede conducir a una significativa disminución en la manifestación de síntomas depresivos, lo que proporciona nuevas perspectivas sobre la influencia de la alimentación en la salud mental. Este hallazgo no solo destaca la importancia de la nutrición en la salud emocional, sino que también sugiere la viabilidad de estrategias basadas en la dieta para complementar enfoques más tradicionales en el tratamiento de la depresión.

El objetivo principal de este estudio fue evaluar el efecto de una intervención de dos años con dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra (AOVE), además de la atención habitual, sobre la reducción del riesgo de recurrencia y la mejora de los síntomas depresivos en pacientes que habían sufrido depresión en anteriores ocasiones.

Los investigadores trabajaron con 52 hombres y 144 mujeres de entre 18 y 86 años que habían sufrido al menos un episodio de depresión en los últimos cinco años y que se encontraban en una fase de remisión clínica total o parcial en los últimos seis meses. Los participantes fueron divididos en dos grupos de forma aleatoria: dieta mediterránea o control, una vez que los especialistas incluyeron sus datos en un sistema centralizado de gestión de datos.

La investigadora Sánchez-Villegas explicó que “es la primera vez que se realiza una evaluación a largo plazo de una intervención dietética, incluyendo seguimiento y periodo de intervención de dos años, en este tipo de pacientes. En este sentido, observamos que la efectividad de la intervención con dieta mediterránea sobre los síntomas de la depresión se mantuvo en el tiempo”.

Por su parte, Ana González-Pinto incide en que “las intervenciones nutricionales de la dieta mediterránea, que son intervenciones seguras y económicas, parecen ser una gran herramienta para la prevención de la depresión secundaria si sus propiedades preventivas se confirman en futuros ensayos clínicos en el trastorno depresivo mayor”.

Con información de Web Consultas