24 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

Este ritual japones puede ayudarte a limpiar tu hogar y tu vida

El ritual japones Osoji es un excelente método para combatir la acumulación y consumismo en nuestras casas.

Para nadie es una sorpresa la importancia que tiene la limpieza y el orden en la cultura japonesa. Tanto es así que a los más pequeños se les enseña en casa y en las escuelas a mantener los espacios limpios y cuidados.

Uno de los muchos rituales que se utilizan es el Osoji, muy popular en Japón y que ha inspirado a gurús del orden como Marie Kondo (creadora del método Konmani).

Origen y objetivo del ritual Osoji

Osoji es un ritual con raíces budistas. Significa “gran limpieza” y, por lo general, se realiza a finales de año, tanto en los hogares, como en los lugares de trabajo y las escuelas.

No hay información concreta acerca de su fundación. No obstante, se cree que su origen se remonta al período Edo (1603-1868), Durante esa época, los japoneses realizaban un ritual llamado “Susu Harai” o “limpieza del hollín”, para limpiar las casas, templos y castillos de este polvo los 13 de diciembre. Se cree que, con el tiempo, dejó de limitarse solamente al hollín y se enfocó a hacer un repaso profundo a toda la casa, además del cuerpo y la mente.

Esto último representa el significado del Osoji: Una limpieza en sentido amplio, ya que aplica a nivel material, físico, emocional y espiritual. Su objetivo no es otro más que dejar atrás el año que acaba y empezar el nuevo con energías renovadas. Para hacerlo, es necesario deshacerse de todo lo que no es necesario en casa, ni en la vida. Es una forma de abordar todos esos temas a través de la limpieza.

Claves para practicar el Osoji

Al llegar el año nuevo (aunque puede ser realizado en cualquier momento), es importante estar preparado para limpiar de manera completa.

Aquí hay ciertos consejos que es recomendable seguir para poder realizar este ritual de forma correcta:

  • Reservar un día entero para llevarlo a cabo y tener preparadas bolsas, cajas y productos de limpieza.
  • Dejar que circule el aire por toda la casa, es crucial ventilar bien y abrir puertas y ventanas.
  • Empezar por las zonas más altas, es decir, desde el techo hasta el suelo. Por lo general, el polvo que más perdura está en los lugares menos visibles como el techo o las lámparas.
  • Una vez terminado el techo, el foco se centrará en lo demás. Se recomienda limpiar en el sentido de las agujas del reloj y realizar un “barrido” de 360º. El suelo es lo último a lo que se le prestará atención.
  • El Osoji recomienda empezar y terminar una habitación antes de empezar la siguiente, por lo que es mejor empezar por espacios que puede llevar más tiempo, como la cocina o los baños.
  • Nada de piloto automático ni distracciones. El Osoji consiste en limpiar de forma intencionada.
  • Revisar y vaciar cajones y armarios, sacando todo lo que hay dentro para limpiar su interior.
  • Dejar bolsas de basura y cajas en cada habitación. Lo que haya que tirar va en las bolsas y las cajas son objetos para donar o regalar.
  • Importante deshacerse inmediatamente de las cajas y las bolsas, para evitar que se acumulen en algún rincón de la casa.
  • También se puede practicar el Osoji en el día a día, al tomarse 10 segundos para ordenar la cama o dejar el fregadero despejado, lo cual traerá calma a los residentes del hogar.

Limpieza física y emocional

La limpieza puede ser una forma muy efectiva de combatir la ansiedad. Existe un término relacionado llamado “cleanfullness”.

El Osoji es una método ideal para eso. Se trata de poner el foco en zonas o lugares que no se suelen limpiar y deshacerse o donar que ya no se utilicen y que forman parte del desorden en el hogar.

Pero más allá de quitar el polvo, también es una buena forma de empezar a dejar atrás todo aquello que afecta negativamente en la vida (deudas, relaciones, malos hábitos, entre otros).

Ritual perfecto para hacer en familia

Aunque es una cuestión muy personal, el Osoji es importante que sea llevado a cabo en conjunto, si se vive con más personas. Principalmente es para que no quede ningún rincón que examinar, y porque involucra de objetos personales de por medio.

 En estos casos, es importante hablar con la familia o la pareja para llegar a un acuerdo de cuándo y cómo llevarán a cabo el Osoji. Puede ser beneficioso porque, aunque en un principio puede parecer caótico, con el tiempo los termina uniendo más. De hecho, si hay niños en casa, es muy importante que participen. Dicho anteriormente, a los niños en Japón se les inculca desde temprana edad la limpieza en casa y en las escuelas. Hacerlo es una forma de que se involucren en la dinámica familiar y les enseñará a cuidar de sí mismos en el futuro.

Fuente: 2001