24 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

Calor en Venezuela: Sigue estas recomendaciones para protegerte de las altas temperaturas

Para los meses de marzo y abril algunos expertos señalan el incremento de altas temperaturas, por lo que es oportuno tomar algunas previsiones para no resultar afectado con estos cambios.

La subida de temperaturas puede provocar efectos como insolación, desmayos, deshidratación o enfermedades en la piel.

¿Qué hacer ante altas temperaturas?

Ante la ola de calor, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que más de 61.000 personas murieron por causas relacionadas con el calor en 35 países europeos durante el verano del hemisferio norte del año pasado, que representó el más caluroso jamás registrado. Además se originaron muchos incendios forestales.

«Los efectos adversos del calor sobre la salud pueden prevenirse con precauciones de sentido común, como permanecer en casa durante las horas más calurosas del día, si es posible, y mantenerse hidratado», dijo.

Precisó que «las personas mayores, los lactantes, quienes trabajan al aire libre y los enfermos crónicos son especialmente vulnerables».

Es oportuno estar alerta y evitar el enrojecimiento de la piel, la sudoración excesiva, la falta de aire y esa sensación de mareo y confusión.

En otros casos, por los fuertes golpes de calor, el funcionamiento del organismo puede afectarse e incluso generar diarrea.

En los momentos donde se registran temperaturas superiores a los 40° C resultan riesgosos para la salud y la seguridad de las personas.

Algunas recomendaciones

Por eso, ante esas situaciones extremas es recomendable tomar varias medidas de precaución para evitar cualquier daño.

  • Evitar el contacto directo con el sol entre las 11 y las 16 horas. Procura cuadrar tus diligencias y salidas en otros horarios.
  • Vestir ropa suelta, colores claros y manga larga al aire libre. Una tela suave es favorable pero tampoco transparente.
  • Si siempre se mantiene activa, la persona puede continuar con sus actividades físicas, pero debe procurar realizarlas en horas de baja intensidad del sol.
  • Llevar consigo agua mineral. Es necesario hidratarse constante, preferiblemente con agua y no bebidas dulces.
  • Comer alimentos frescos, frutas y verduras.
  • Permanecer en lugares con sombra y frescos.
  • Usar bloqueador solar cuyo factor de protección solar (F o FPS) sea mayor a F15.
  • Utilizar lentes de sol y gorros o sombreros, o si es posible sombrilla.
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas y con cafeína.
  • No permanecer en un vehículo con ventanillas cerradas, es mejor dejarlo estacionado, bajarse y buscar resguardo o una sombra.
  • Duchas frecuentes con agua templada.

En caso de observar algunas de estas situaciones es oportuno que llames y acudas al médico.

  • Respiración entrecortada.
  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Dolor de cabeza intenso con palpitaciones.
  • Vértigo, mareo, desorientación.
  • Confusión mental, delirios.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Convulsiones.

En estas olas de calor es importante estar alerta y mantener mucha atención sobre las personas más vulnerables como los niños, los adultos mayores y las mascotas. Hay que procura siempre cargar agua para que se hidraten, que reciban fresco y estén al aire libre, pero no en momentos de altas temperaturas.

Fuente: 2001