12 de abril de 2024
Península de Paraguaná, Estado Falcón Venezuela
Tendencias

Así puedes controlar el hambre

¿Se puede controlar el hambre? La respuesta es sí, aunque el hambre es una necesidad fisiológica que debemos satisfacer, existen momentos que es necesario no hacerlo. ¿Por qué? Controlar el hambre ayuda a mantener el peso, por ejemplo, y todo lo que ello conlleva, ansiedad, depresión y problemas de autoestima.

Importancia de controlar el hambre

Es imprescindible aprender a controlar el hambre, sobre todo cuando se trata de comer por ansiedad a consecuencia del estrés o problemas relacionados con el entorno laboral, o las relaciones interpersonales.

En tal sentido, la comida no debe utilizarse como una vía de escape, como un mecanismo de defensa para enfrentar determinadas situaciones, ya que esto perjudica la salud física y mental de la persona.

¿Qué hacer?

Dejar de comer por ansiedad tiene solución y lo mejor de todo es que no debes someterte a procedimientos ni “torturas”.

Si quieres aprender a controlar el hambre, intenta seguir estos consejos:

– Come despacio. Comer el desayuno, almuerzo, cena e inclusos las meriendas masticando cada bocado varias veces ayuda a saciar y controlar el apetito.

– Establece horarios para cada comida y cumple con ellos.

– Bebe mucha agua. Esto no solo ayuda a mantenerte hidratado y cuidar tu cuerpo por dentro y por fuera, también te permite mantener el hambre a raya.

– Incluye en tu menú diario más proteínas, frutas, verduras y alimentos ricos en fibra, ya que estos permiten mayor saciedad, y evita los ataques de ansiedad.

– Evita las bebidas calóricas y azucaradas.

– Duerme lo necesario. El descanso es clave, por lo que cumplir las recomendaciones de dormir mínimo ocho horas cada día ayudará a que te sientes con energía y evitará la ansiedad.

–  Mantén tu mente ocupada. Realiza actividades que sean de tu agrado, te satisfagan intelectualmente y hasta emocionalmente. Una mente ocupada no pensará en comida o golosinas.

Fuente: 2001